somos



Quiénes somos

Somos personas que, haciendo de nuestra diversidad virtud, luchamos juntas contra el rechazo y el olvido desde sus experiencias, desde la apertura de nuevos lenguajes y la acción social. Personas, en definitiva, que pensamos y construimos en colectividad una noción pública de ‘arte’ que es herramienta contra eso que llaman ‘exclusión social’ y, a la vez, puerta hacia otro mundo posible y necesario.


¿Qué es enea?

enea es una asociación cultural autogestionada, apartidista, laica, sin ánimo de lucro e independiente de grupos de presión política y empresarial. De manera amplia, se concibe como colectivo, semillero o plataforma; una red de reciprocidad y colaboración desde la que trabajamos para idear (cantar, escribir, fotografiar, bailar…) nuevas formas de comprendernos y de comprender (y, por qué no, transformar) el mundo que nos rodea.

Todas y todos, en uno u otro momento de nuestras vidas, recibimos diagnósticos, tratamientos e intervenciones, ayudas y subvenciones, limosnas y buenos deseos como respuesta a la diversidad de nuestras capacidades, conocimientos o identidades; o, en el peor de los casos, tomamos el desprecio, el miedo, el olvido y el silencio por respuesta. Así, partiendo de un inagotable conjunto de perspectivas y prácticas, se nos construye pública y unilateralmente como personas enfermas, pobres, paradas, subdesarrolladas, limitadas, desviadas…

Ahora bien, ¿cómo nos presentamos ante el mundo cuando, en lugar de un grupo de terapia o una infinita bolsa de empleo, integramos una agrupación artística (musical, teatral…) que toma la palabra frente a una audiencia? ¿Quién lanza y quién recibe, entonces, los mensajes de ese diálogo? ¿Qué somos, en definitiva, en (y desde) el escenario?

Nuestra misión es doble: luchar contra las raíces socioculturales del modelo inclusión/exclusión social y construir nuevos modelos de acción en (la) comunidad.

En enea defendemos que el arte, como medio de expresión, es cualidad y dominio de toda persona; creamos, sencillamente, a partir de lo que somos. Pero, además, nuestro quehacer no finaliza con la expresión puntual de una colectividad: la creación artística no se pliega sobre sí, sino que enarbola un diálogo abierto con la sociedad que lo genera y, por tanto, configura una potente herramienta de transformación social, un camino hacia otras formas de pensar el mundo, de comprendernos y de comprender nuestras relaciones e interlocuciones. Y es que lo que somos, también, se define y redefine a partir de lo que hacemos, de lo que transmitimos a través del arte, de lo que creamos en común.

Así, como visión, enea configura un espacio en el que no nos integramos, no nos intervenimos, no nos curamos ni curamos a nadie; un lugar en el que, simplemente, aunamos nuestras voluntades para idear y realizar un proyecto artístico común, una experiencia colectiva que, en el contexto albacetense, hace un llamamiento a todas las partes implicadas en aquello que llamamos ‘exclusión social’ y que las reta, en definitiva, a medir de nuevo las distancias que las separan.

¿cómo funciona?


Consenso


Nos reunimos con personas y agrupaciones organizadas en torno a una experiencia de opresión. Compartimos ideas, proponemos acuerdos, consensuamos los fines, la forma y los contenidos del proyecto y comprobamos su necesidad, viabilidad y oportunidad. A lo largo de este proceso de diálogo, las voluntades e implicaciones de todas las partes se integran y se hacen comunes.

Talleres de (co)producción artística


Una vez que la iniciativa es grupal, comienza una etapa de exploración creativa y colectiva que se desarrolla en talleres sobre expresión e innovación artística. En ellos, se componen grupos de trabajo decididamente plurales y heterogéneos, formados por personas relacionadas con la lucha social en cuestión, con otras imbricadas en ella y con el mundo del arte y la creación. Así, se produce en su seno un intercambio de perspectivas, conocimientos y destrezas diversas que da lugar a una obra artística rica y llena de matices, surgida de tal encuentro, previamente indeterminada y producida en colectividad.

Eventos culturales


Los productos co-creados en los talleres son finalmente presentados a través de un(os) evento(s) de difusión artística, cuyo formato varía en función de la disciplina (conciertos, exposiciones, recitales, etc.). Se trata de comunicar tanto la obra como los modos de su producción, resultando así acontecimientos cuya voluntad es, a la vez, particularmente artística y socialmente transformadora. Además, estos eventos tienen una significación añadida en materia de empoderamiento, pues se realizan siempre a beneficio de la asociación con la que enea ha compartido grupo de trabajo.

Obra generada


enea financia su actividad a través de intercambios horizontales de reciprocidad: nuestra acción da lugar a un catálogo artístico plural cuya obra distribuimos con orgullo entre las personas asociadas. Así, establecemos un sistema justo, digno y equitativo: las cuotas mensuales hacen posible unos proyectos artísticos que nutren las inquietudes culturales de quienes las aportan. Con esto, no te pedimos que, ‘por caridad, dones tu dinero a nuestra causa’; en lugar de eso, si compartes nuestras ideas y te gustan nuestras creaciones, apoya una iniciativa que es tuya y disfruta de sus resultados.

organigrama


La actividad de la asociación está regida y controlada por la asamblea general de personas asociadas, miembros de la asociación que la mantienen con sus cuotas e iniciativas y que disfrutan de todos los eventos y los productos culturales que generamos en colectividad.

Cualquier persona o colectivo puede, desde una óptica crítica y transformadora, formar parte de la gestión integral del colectivo y/o de los proyectos que llevamos a cabo. Hasta la fecha, hemos venido trabajando con:


Artistas y creadoras

Personas o agrupaciones que, entendiendo el arte como herramienta de acción social y de dominio público, aportan conocimientos técnicos e iniciativas creativas a los grupos de trabajo. Exploran las posibilidades de disciplinas diversas (fotografía, música, arquitectura, cerámica, teatro, etc.) y hacen primar la expresión sobre los criterios estéticos tradicionales.


Colectivos en lucha

Nutren los grupos de trabajo con los conocimientos y las destrezas adquiridas con las experiencias de su lucha, sea cual sea el motivo de la misma (el diagnóstico de una “enfermedad”, el estatus de “pobreza” o “subdesarrollo”, los criterios de normalidad, el género como sistema…).


Productores y productoras

Personas o colectivos que, por los fines que persigue, apoyan económicamente un proyecto concreto y, en su caso, disfrutan de los eventos o productos artísticos que éstos puedan generar. Aquí es importante diferenciar entre la reciprocidad, la colaboración, la autogestión y la co-producción económica de otras motivaciones: no aceptamos donativos ni aportaciones monetarias que estén motivadas por intereses ajenos a la cultura y la transformación social que persiguen nuestros proyectos.